Institución

COMUNÍCATE CON NOSOTROS

NUESTRA HISTORIA

La Corporación Escuela de Artes y Letras fue fundada, bajo autorización numero 37065 del 2 de septiembre de 1969 emanada del Ministerio de Educación Nacional. Su propósito era el de contribuir al fomento directo de las artes del color, sus aplicaciones comerciales y laborales, dentro de la modalidad “intermedia” para personas graduadas del bachillerato. En esencia se conformó como una idea experimental en Colombia, de una modalidad no universitaria, de carreras cortas y de educación en áreas afines al sector productivo; modalidad que ya había producido magníficos resultados en Estados Unidos, Alemania y Reino Unido, durante el periodo de la reconstrucción los de Europa, siguiente a la Segunda Guerra mundial, involucrando disciplinas no tradicionales, creadoras de empleo.

En 1973, La Corporación Escuela de Artes y Letras contaba con la aprobación del Ministerio de Educación Nacional para el funcionamiento de las siguientes carreras intermedias: Arte y Decoración (Res. 4397/72), Dibujo Publicitario (Res. 4397/72), Bellas Artes (Res. 4397/72), Dibujo Arquitectónico (Res. 6514/73), y Periodismo (Res. 6514/73).

Con la avenencia de la Ley 80 de 1980, la “modalidad de formación intermedia privada” fue incluida dentro del sistema de educación superior y pasó a llamarse Técnica Profesional Intermedia y de carácter jurídico: sin ánimo de lucro, de derecho privado y de naturaleza solidaria. Para el efecto, la Corporación Escuela de Artes y Letras fue así conformada y recibió su Personería Jurídica del Ministerio de Educación Nacional mediante Resolución No. 6272 del 2 de mayo de 1983.

Esta ley contribuyó a la consolidación dentro del sistema de educación superior, como una Institución especializada en el campo de las artes y sus aplicaciones comerciales con las carreras de; Arte y Decoración, Dibujo Arquitectónico, Dibujo Publicitario, Técnicas Artísticas y Educación Artística. De igual manera y de acuerdo con lo ordenado por la Ley, se establecieron métodos de evaluación y actualización de programas, lo cual condujo a que la Institución obtuviera, por parte del ICFES, las resoluciones 0123 de 1984 y 2405 de 1985, aprobando los antiguos programas actualizados al nuevo esquema académico.

La Ley 30 de 1992, la cual organizó el servicio público de Educación Superior a la luz de la Nueva Constitución Nacional, otorgó efectivamente el concepto de “autonomía institucional” a las instituciones adscritas a la modalidad técnica profesional. Significando, entre otros aspectos, que las instituciones pudiesen crear, organizar y desarrollar sus programas académicos; coyuntura aprovechada por la Corporación Escuela de Artes y Letras en 1995 para actualizar sus programas en las líneas de su experiencia académica adquirida, continuando su labor académica con los siguientes programas:

En términos generales, los ajustes llevados a cabo de acuerdo a los cambios suscitados por la ley 30 de 1992, han contribuido a concretar un singular proyecto educativo consistente en: Establecer un modelo de Escuela de Artes y Letras, especializada, tecnológicamente consciente, de atención personalizada, de libre acceso y enfocada en la calidad de sus programas académicos, más flexible, participativa y abierta al cambio; con programas académicos de pertinencia laboral, calidad y cumpliendo con objetivos misionales.

Posteriormente en el año 1998 se vio la necesidad de efectuar cambios de fondo en la Institución con el objetivo de cumplir satisfactoriamente con sus compromisos académicos, sociales, legales y estatutarios, dictaminados por el Ministerio de Educación en la Resolución 3446 del 24 de noviembre de 1998. Este proceso se llevó a cabo con la asesoría de un grupo de trabajo compuesto por profesionales del ICFES, Ministerio de Educación y Directivas de la Institución.

Los cambios determinados se efectuaron principalmente en la estructura administrativa de la Institución, los cuales le imprimieron un dinamismo empresarial a la organización. Se implantó un estricto régimen financiero donde los recursos disponibles eran distribuidos de acuerdo a logros de los Programas y Departamentos. La inversión se comprometió en necesidades estrictamente académicas como: computadores, licencias de software, material didáctico, adquisición y mejoramiento de sedes, oficinas, talleres y biblioteca; igualmente en investigación y la implementación de nuevos métodos pedagógicos, en nuevas programas afines al arte y la cultura, en estudios de actualización de los tradicionales programas, y finalmente, se fortaleció la contratación docente con un selección más exigente en cuanto al perfil profesional y de formación.

La misión institucional se definió en función de la flexibilidad, participación democrática y en la búsqueda de la calidad académica. Los programas académicos se actualizaron desde el punto de vista de la pertinencia laboral, calidad y en correspondencia con los objetivos misionales y las estructuras académicas se diseñaron desde los puntos de vista de la responsabilidad social, adaptables al entorno y flexibles.

Se establecieron mecanismos permanentes de seguimiento y acercamiento con los egresados con el fin de prestarles el apoyo necesario para su actualización en nuevas tecnologías y programas de software y planes de profesionalización. Similarmente, se establecieron métodos de acercamiento al sector productivo.

 

Finalmente, se determinó como objetivo institucional a desarrollar en el mediano plazo, propender por la concreción de la idea de Escuela de Arte existente en Europa y Norte América. En pocas palabras: establecer el modelo de Escuela de Arte, de tal tamaño que permita familiaridad entre miembros de la comunidad educativa, la especialización en las artes y sus aplicaciones productivas, acceso tecnológico de frontera, con programas de alta calidad y rendimiento, de atención personalizada del estudiante, de libre acceso y actualizada con las demandas y necesidades de los medios productivos afines.

Al iniciarse el presente milenio la Escuela siguiendo las pautas establecidas por el Ministerio de Educación y el Consejo Nacional de Acreditación, inicio el proceso de acreditación de tres programas de formación técnica profesional representativos de las tres líneas de experiencia académica de 35 años. Ello implicó el desarrollo de un proceso institucional de auto evaluación y autorregulación permanente de sus programas, procesos y relaciones con el fin de buscar mayores índices de calidad en el servicio que presta. Durante el año 2005, la Escuela logró la acreditación de alta calidad para sus programas en: Diseño y Decoración de Ambientes (junio del 2005), Técnicas Artísticas (agosto del 2005) y Diseño Grafico (enero del 2006), actualmente estos programas cuentan con la Renovación de Acreditación del MEN. Todo ello es prueba evidente de las posibilidades académicas del modelo “Escuela de Arte”, objetivo misional y de desarrollo institucional de la Corporación.

Finalmente, confluyendo con los principios de fomento del conocimiento técnico profesional, agregado como interés nacional establecidos en la Ley 749 del 2002;  resultado de nuestros permanentes estudios en búsqueda del “estado del arte” de las disciplinas, de las demandas,  de las  competencias laborales, y de los óptimos resultados  de nuestros programas, encontramos que nuestras líneas de experiencia académica necesitan más amplitud jurídica para su desarrollo y cumplimiento educativo  en cuanto a que el conocimiento, la ciencia y la técnica han vivido un crecimiento exponencial durante los últimos veinte años (20) de revolución tecnológica.

Por consiguiente, nuestra comunidad educativa ha considerado pertinente recurrir a lo contemplado en la Ley 749/02 para lograr la transformación de carácter académico de una institución técnica profesional a una de carácter profesional universitaria. En 2007 fue otorgado el cambio de carácter a Institución Universitaria y a la fecha contamos con ocho programas profesionales y un posgrado con registro calificado expedido por el Ministerio de Educación Nacional.

Actualmente contamos con la oferta de los siguientes Programas Académicos:

PROGRAMAS PROFESIONALES UNIVERSITARIOS

  • Diseño Gráfico (2008)
  • Publicidad y Mercadeo (2008)
  • Artes Plásticas
  • Diseño Interior (2009)
  • Administración de Empresas (2013)
  • Cine y Televisión (2013)
  • Administración de Obras de Arquitectura (2013)
  • Ingeniería de las Artes Digitales (2013)

PROGRAMAS TÉCNICOS PROFESIONALES

  • Técnicas Artísticas
  • Diseño Gráfico
  • Producción Publicitaria
  • Producción y Comercialización de la Moda

El objetivo es continuar prestando el mejor de los servicios académicos y formativos en nuestros campos de experiencia educativa, en el nivel Técnico Profesional y Profesional, propendiendo por una formación altamente técnica, experimental, investigativa, integral, interdisciplinaria y pragmática, y por sobre todo artística y humanística.

PROPÓSITOS INSTITUCIONALES

La Corporación Escuela de Artes y Letras asume como propios los siguientes propósitos institucionales:

  • Contribuir en la construcción de una sociedad mas justa, equitativa, solidaria y democrática.
  • Aportar en la transformación de los individuos en seres humanos incluyentes, social y económicamente productivos, cultural y humanísticamente actores del desarrollo social y personal
  • Aportar mediante la formación del talento humano en el incremento de los niveles de competitividad socioeconómica y cultural de la nación colombiana.
  • Articularse pro activamente en el sistema educativo nacional como una institución líder en todos los proyectos que lleve a cabo

NUESTROS PRINCIPIOS INSTITUCIONALES

La Corporación escuela de Artes y Letras asume como propios los siguientes principios institucionales:

Equidad: Disposición a dar a cada cual lo que merece. Expresa el sentido de justicia con que se opera en la Institución en cuanto a la toma de decisiones, juicios derivados de las evaluaciones, las formas de reconocimiento al mérito académico y la imparcialidad hacia los diferentes estamentos de la Institución.

Responsabilidad Social: Capacidad de tener una respuesta creativa, pertinente y coherente ante determinados sucesos, circunstancias o problemas sociales. Ver en todos los problemas el principio de oportunidad, aprovechar el momento y transformarlo en una situación mejor, en beneficio de cada uno de los miembros de la comunidad educativa y de la sociedad en general.

Autonomía: El actuar con libertad y el tomar las propias decisiones, implica responsabilizarse de las actuaciones y de las consecuencias de las mismas. La autonomía se ejerce en el cumplimiento de las funciones y responsabilidades asignadas.

Integridad: Preocupación constante por la persona, por el fomento del humanismo, que implica el respeto por los valores y referentes universales que configuran el “étos” formativo.

Tolerancia: Se refiere al respeto y a la aceptación de la diversidad. Hemos de aceptar que ser diferentes o pensar y tener ideas contrarias, no implica ser rivales o enemigos. Estas diferencias aceptadas y aprovechadas nos conducirán a un progreso constante y a la solución de conflictos.

Conciliación: Se trata de la articulación de necesidades de cada una de las partes en conflicto dando lugar al beneficio mutuo. Implica que cada una de las partes pueda exponer sus razones y a su vez que cada parte escuche para llegar a acuerdos de manera consensuada.

MISIÓN


“Contribuir en la formación de seres humanos pragmáticos, con una sólida fundamentación académica, artística y humanística, encaminados a la investigación, con capacidad de liderazgo crítico, contextualizados con la realidad social, con una visión global, progresiva y emprendedora, tolerantes de las diversas culturas, dispuestos a resolver conflictos dentro de un ambiente de democracia, cordialidad y respeto, lo cual les facilitará implementar soluciones creativas, eficientes y oportunas a situaciones propias de sus profesiones y realizar importantes aportes a la cultura de nuestro país”.

VISIÓN

Lograr posicionarse como la mejor Institución de Educación Superior en cada uno de sus campos de acción académica en Colombia, de evidente liderazgo e impacto en los medios productivos, representada en egresados altamente calificados, generadores de progreso y comprometidos con su sociedad.